¿Es malo jugar en un smartphone con el cargador conectado?

Aunque se han hecho muchos avances en los últimos años, la duración de las baterías de los smartphones es uno de los puntos flacos de estos dispositivos. Por este motivo muchos usuarios evitan utilizar a lo largo del día las aplicaciones que más recursos consumen para intentar alargar lo máximo posible la vida de la batería. Las apps que más batería suelen engullir son los juegos con gráficos tridimensionales, así que muchos usuarios optan por jugar mientras el smartphone se está cargando, pero ¿es malo utilizar nuestro smartphone durante la carga?

En primer lugar hay que aclarar que en este post vamos a hablar de las baterías más utilizadas en los smartphones actuales: las de iones de Litio (ion-Litio) y las de polímeros de Litio (LiPo). Ambos tipos de baterías no tienen efecto memoria, son ligeras, muy compactas y cuentan con bastante autonomía. Sin embargo, tienen dos inconvenientes: la exposición a una temperatura elevada reduce su autonomía y sufren “estrés” cuando se encuentran por debajo del 20% de la carga (acentuándose cuando la carga disminuye por debajo del 5%), lo que puede provocar, a la larga, una pérdida de la autonomía.

Baterias de litio de smartphones

Como todos sabréis, durante la carga las baterías se calientan ligeramente y si a ese calor le sumamos el generado por el procesador cuando ejecutamos un juego, estaríamos aumentando la temperatura a la que está expuesta la batería. Pero ¿es este calor suficiente para dañar la batería o reducir su autonomía?

Según los expertos en la materia, las baterías de iones y polímeros de litio únicamente pierden autonomía por culpa del calor cuando se alcanzan temperaturas extremas cercanas a los 60ºC. Un smartphone difícilmente va alcanzar esa temperatura aunque se esté cargando y lo estés utilizando para jugar al mismo tiempo.

Así que, para resumir, el archienemigo de las baterías es el calor y utilizar el smartphone durante la carga va a aumentar la temperatura a la que está expuesta nuestra batería. Pero todo esto no debería preocuparnos, porque mientras tu smartphone no alcance temperaturas extremadamente elevadas, puedes utilizarlo sin miedo durante las recargas.

Sobre el autor

Una respuesta

Publicar comentario